The Trip-Hop tribute

Loading...

10 juillet 2008

Casuística sobre la envidia.

Tres casos, tres éxitos, tres desidias, tres envidias.

La envidia es sin lugar a duda el más indigno de los sentimientos humanos.
Vulgar, ordinario y pequeño.
Tan solo el reflejo de almas pobre, muy pobres.

Envidian los que no tienen cojones.
Envidian los cobardes.
Envidian los que no imaginan.
Envidian los que no tienen grandeza de corazón.

En suma, envidian los Nerds! Ja!

Sí, la envidia es simplemente mediocre.
Equivale a conformarse con lo menor, olvidando la eternidad del deseo y la ambición.
Deseo de ser feliz, libre, creativo y juguetón.

Tres casos, tres éxitos, tres envidias.

Líder logró su meeting con la OEA.
Solo, con sus garras y convicción.
Éxito total, envidia máxima.
Éxito publico, envidia oscura.

Tres casos, tres éxitos, tres envidias.

Paliza en Alternativa.
Paliza para todos aquellos que olvidaron los ideales fundamentales, so pretexto de aferrarse a una ridícula cuota de poder.
Éxito para LPR, éxito para sus ideales, para su verdad y su locura.
Éxito público, envidia oscura.

Tres casos, tres éxitos, tres envidias.

FMB disfruta en su Monopoly personal.
Con la tranquilidad de quien tiene lo que merece.
Con la generosidad de quien ayuda cuando puede.
Éxito total, envidia máxima.
Éxito publico, envidia oscura.

Tres casos, tres éxitos, tres envidias.

Cerrar los ojos y no mirar.
Recordar que solo existe lo que vemos y queremos oír.

Aplicar la soledad y abandono de la indiferencia.
Fatal y sublime indiferencia.
Exquisita arma letal que atenta contra toda mediocridad.

Y siempre, absolutamente por siempre:
EXIGIR LO IMPOSIBLE.